Trabajo

Análisis y exposición de casos

Título : Análisis y exposición de casos
Desde 10 de Septiembre de 2014 a las 12:06 hasta 10 de Septiembre de 2019 a las 12:06
Tipo de envío : Archivo (archivo requerido, descripcion opcional)
Visibilidad de los envíos : Sólo visible para profesor(es) y autor(es) del trabajo
Tipo de trabajo : Individual
Permitir envio pasada la fecha límite : Los usuarios pueden enviar después de la fecha de finalización

Descripción

Extensión Máxima: 6 carillas incluido el texto del trabajo,

Letra: Times New Roman, Tamaño: 12


Conjuntamente con las actividades de cada módulo, ésta es la última actividad con la que concluye este recorrido.
Este trabajo consta de dos partes:
Creación y análisis de 2 casos
Análisis de 2 casos otorgados.

1) En la primera actividad deberás plantear dos casos. Uno que parece ciberadicción pero que no lo es, y justificar el motivo, y por otro lado, un caso que sí sea ciberadicción pero que dadas las circunstancias sociales y/o contextuales no lo parezca y justificar porque sí lo es.

En esta parte del trabajo debemos poder evaluar una escena que se nos presenta e intentar plantear un análisis de la situación, que no necesariamente tiene que ser concluyente, pero sí una aproximación hipotética en función de la información brindada. Se trata de una primer entrevista:

CASO 1: Victoria asiste a la entrevista alentada por la familia por un lado y por otro porque dicen que está depresiva. Nos cuenta que tiene 20 años, no sale mucho de su casa y por ello se la pasa en Internet. Vive con su madre que está separada y su hermano que tiene 4 años menos que ella. No le gusta salir mucho, no tiene muchas amigas y no está contenta con su cuerpo. Sin embargo no parece tener problema alimenticios, tampoco fuma. Sin embargo lo que sí hace es estar durante todas sus horas de ocio dentro del ciberespacio. Verifica todas las cuenta de redes sociales, y entra a foros a charlar de cosas. También consulta a los astros a través de internet. Cuando se la interroga sobre sus relaciones personales y sus amigos, nos comenta que prácticamente no tiene ninguno. Que en la medida que han crecido ella se ha ido sintiendo diferente a los demás. Le preguntamos cuando pasó esto y nos contesta que fue en la misma época que le vino la regla. Era como que a las otras chicas les empezaban a gustar otro tipo de relaciones, que eran muy “narcisistas” y pensaban todo el tiempo en chicos, pero que a ella le importaba seguir teniendo la misma relación de amistad de siempre. Al preguntarle si tiene alguna pareja sentimental hace un gesto como de desprecio y dice “¡que va!”, y luego responde que no le interesa. Actualmente ni estudia ni trabaja, con lo cual está todo el tiempo encerrada en su habitación viendo “cosas”. Las mismas son ropa, complementos, charlas en foros, etc. A su vez denota una actitud infantil “aniñada” como si fuese pequeña. Salvo los recados que hace con, y para, la madre, con la cual es con quien tiene más relación, el resto del día está en internet o ve la televisión. Cuando se le pregunta sobre el vínculo con el  hermano dice que es buena, pero que la fastidia, intenta evitarlo ya que la interrumpe cuando surfea en la net y aparte el está “todo el tiempo pensando en chicas”.  Por otra parte le gusta ver muchos vídeos por youtube y puede estar horas navegando por diferentes temáticas, aunque le gustan las canciones de  niñas japonesas porque son muy inocentes y dulces. Le fascina Hello Kitty y lo tiene en todos lados.

Por otro lado la madre informa que está preocupada porque siente que su hija es muy infantil, no quiere trabajar y rechaza todo tipo de contacto social con gente de su edad. Sin embargo en las reuniones familiares se lleva muy bien con sus primas que oscilan entre los 7 y 9 años. Dice que se pone muy irascible si la interrumpen al estar “enganchada a Internet” y le preocupa sobre su sexualidad porque nunca ha tenido novio. Dice que siente que la hija tiene como una dependencia con ella y teme por su futuro.

¿Que te sugiere lo relatado con respecto a esta chica y a la ciberadicción?


CASO 2: Mariano viene a la consulta y lo trae la familia porque están preocupados con la conducta de su padre. Se la pasa todo el tiempo en Internet y está pendiente de ello a cada momento. Calcula el tiempo e inclusive se retira de una reunión para asistir a una cibercita con amigos, amigas y algún posible enamoramiento cibernético. Mariano tiene 65 años, y cuando tenía 60 los hijos decidieron regalarle un ordenador (computadora) ya que María, la mayor, y su “ojito derecho” se fue a vivir a Canada con su marido e hijos. Para que no pierdan el contacto le hicieron ese obsequio y le enseñaron como usar tanto los medios de comunicación (Skype) como internet. Ahora los hijos se culpabilizan de haber hecho esto y dicen: -  “con el teléfono hubiera sido suficiente” -, ya que el padre parece demasiado entusiasmado, inclusive con posibles novias... Mariano es viudo desde hace 10 años y no volvió a tener relaciones estables.
En la entrevista le preguntamos sobre su vida y nos cuenta que la movilidad no es lo mismo que antes, que no tiene tantas fuerzas para “salir de juerga” como “los jovencitos” pero que se puede mover bien. No presenta problemas de memoria ni demencia (ni lo relata la familia) y nos cuenta que su vida “era” muy solitaria. Con quien tenía más relación era con su hija, “la de Canada”, que vivía a 200 metros y se pasaba a diario, le traía los nietos, paseaban, y se la pasaban bien. Los otros dos hijos (quienes lo traen a la consulta) “son hombres ¿vio?” relata. Y nos dice que hacen más su vida, “son más independientes”. Y si bien los ve los domingos, en la semana semana está muy sólo. Todo empezó cuando se fue la hija. El lo sufrió mucho. No sólo por el aprecio que le tenía a ella y a los nietos, sino que de golpe se dio cuenta de que su vida había quedado muy vacía. Está jubilado, y la verdad que él se siente bien, más allá que el cuerpo no responde como le gustaría, pero no se siente un “viejito que va al parque a tomar sol”, - eso me parece muy deprimente - alega.
“¿Sabe qué pasa? Es que yo sé que mis hijos están preocupados, pero ellos no entienden que yo estoy sólo todo el día. Claro que salgo a hacer las compras, hablo con la gente y esas cosas, pero eso es un ratito nada más. A mi no me gusta estar viendo la televisión todo el tiempo. Aparte lo que ponen en la TV es una porquería. Están todo el tiempo hablando de si quien se acostó con quién y esas cosas. Y a mi no me interesa ¡Pero una buena película sí! El tema es que cuando se fue mi hija yo me quedé mal, me aburría y me puse a ver esto del Internet y resulta que me quedé sorprendido. ¡Se puede ver el mundo! Imagínese, de estar aburrido en casa, viendo tres cosas, ahora podía ver el mundo, pero literalmente ¿Vio esa maravilla de google earth (lo dice como gogle er)? ¡Es increíble! ¿Cómo no me voy a entusiasmar? Y después vi que había Chats, uno de Terra, para gente de mi edad, esta por rangos ¿vio?. Y claro, ahí empecé a charlar, nos encontramos todos los que estamos más solos, hablamos de nuestras cosas, los hijos, la vida, recordamos viejas épocas y eso. A mis hijos los quiero mucho, pero de eso no puedo hablar. Aparte también hay chicas... ¿No sé si me entiende?. Y alguna que otra me dice cosas que me gusta, y yo a ellas. Y así estamos doctor, charlamos, nos pasamos fotos y eso. Y ahora con esto del Facebook nos mandamos saludos, mensajes, cosas que nos reímos, cosas nuestras ¿vio?. Y claro, los chicos (sus hijos) se enojan porque estoy pendiente de los otros, pero ¿qué quiere que haga?. Los que están conmigo toda la semana son los de Internet. Aparte no se queda sólo en Internet, a veces nos juntamos y nos conocemos. Que se yo... no sé... a mi me parece mejor eso que estar en el parque al sol ¿no? Dígame doctor¿A usted le parece que estoy enfermo?

Analiza el caso:

 


   
Autor(es) Last submission Envíos Correcciones
   

Coordinador(es) de DICA : Alonso Ramirez Sergio
Administrador de PSICOCÁTEDRA : Luis Martínez de Prado
Teléfono : info@psicocatedra.es
Generado con Claroline © 2001 - 2013